La visita inicia en el campo donde conocerán por qué la bodega se encuentra ubicada en esta zona, los tipos de cultivo y las variedades tradicionales con las que trabajamos. A continuación, mientras recorren las instalaciones de la bodega, el equipo de enología les presentará todos los detalles de cómo elaboramos el vino. Una vez terminado el recorrido accederán a la zona más emblemática de la bodega, un paso atrás en el tiempo que les descubrirá todos los detalles de la crianza del fondillón y los siglos de historia que se atesoran en nuestra Sacristía. No hay mejor modo de finalizar que catando nuestra joya enológica, el Fondillón de diferentes añadas, extraído directamente desde la barrica, mientras disfrutan de un maridaje perfecto.